Biografías

EL HOTEL SUPERMETAFÍSICO

 
Administro un albergue de pensamientos peregrinos
tanto de los que se consagran a la reencarnación como de los que son para los pepinos.
Observo cadenas de emociones diminutas que sería preferible deshacer
sus eslabones en un foco de atención ígnea poner.
Concentrar el lanzamiento de mi respiración ardiente
en la lenta combustión de lo que preocupa a la gente.
Porque soy […]

MARIANA BRACAMOVIĆ NO NECESITA HABLAR PARA DECIR

   Durante más de cuarenta años el trabajo afilado y fascinante como el cuchillo de un ritual de Mariana Bracamović ha conseguido articular sin necesidad de palabras las más elevadas vibraciones místicas en la materia prima y obra que su propia existencia ES y REPRESENTA.
    Su quirúrgico punto de vista en constante búsqueda de lo […]

Madame Cuchara

Tras varios años cantando ópera en un cajón de cubiertos sordos, señora Cuchara ha decidido practicar la lectura aleatoria como marcapáginas profesional.

Caperucito Feroz

divertimora con mentoleja
Caperucito vuelve a casa llevando en su cesta bocadillo de abuela
sin sospechar que detrás una sombra gris observa su cogote mientras vuela.
Él corre, canturrea y brinca
a la vez que esa pupila vacía se hinca
en el pozo profundo que hay en el centro de su cerebro
donde se amontonan los cadáveres y las espinas de […]

Tendida al sol de Zutano o Mengano

En mis ratos libres me tiendo en el jardín,
ventilo desde los sobacos hasta el último pelín.
Algunos se ríen de mi extraña postura
me señalan y adjetivan con términos referidos a la locura.
Pero como soy una pelirroja rara de nacimiento
ningún vocablo permite mi total adecuamiento
Todo empezó cuando caí en un agujero como el culo de un elefante,
una […]

El enterrador de astronautas

El enterrador de astronautas pasaba pastillas en el barrio

los chavales le llamaban Brujo y las madres mercenario.

Era ravero, maleducado e hiperactivo

inocente, generoso; el típico perdido.

Su realidad siempre estaba al margen de la legalidad

también tenia tripis y polen de calidad.

Le gustaba mucho salir por los bares de moda

y con sus múltiples estupideces ponerte incómoda,

pero cuidado, como […]

Chamuscaito

A Chamuscaito, le olía la nuca a zapato frito.
Caminaba refunfuñando y a un montón de hormigas pisoteando.
Si veía en el suelo una bolsa de patatas abandonada,
se lanzaba para revolcarse y dejarla carbonizada.
Era raro, feo, incoherente,
le llamaban punki aunque solo era un palillo ardiente.
Reía cuando los coches atropellaban caramelos
y lo celebraba paseando por campos de pequeños […]

Aceptamos trueques! vistita la seccion para saber mas!